Marketing Directo la mejor inversión en publicidad y comunicación

msi-noticia-marketing-directo

Marketing Directo la mejor inversión en publicidad y comunicación

Hasta hace una década el marketing directo solo era el hermano pequeño e ignorado de una gran familia: el Marketing y las Ventas.

Pero esa percepción ya ha cambiado radicalmente. Entre otros motivos, la crisis económica mundial ha provocado que las inversiones en marketing se centren mucho más en conocer más profundamente a nuestros clientes y mercado potencial.

Según los últimos estudios realizados a nivel mundial, cada persona recibimos una media de 3.000 impactos diarios a través de todo tipo de anuncios: nuestro móvil nada más levantarnos ya nos tiene algún mensaje, las vallas publicitarias, prensa, radio, televisión, redes sociales, correo postal, e-mailing, buzoneos, etc.  Esto supone que de un millón de impactos anuales, solo nos acordamos de unos 125.000. ¿Deducción?:  que aproximadamente un 90 % no consigue su objetivo.

Esto nos debe hacer reflexionar sobre la saturación a la que estamos expuestos a todas horas y, por lo tanto, a la cantidad de información que recibimos y que pasa a ser nada relevante en el mismo momento que la acogemos.

Y es aquí donde el marketing directo presenta una solución, más que acertada en mi opinión, a este problema. Y creo que una de las definiciones más sencillas y claras de esta actividad lo puntualiza claramente: Marketing Directo: creación y mantenimiento de una relación directa con el cliente. Conocerlo a fondo y hacerle llegar la información que la empresa desea, sin saturarlo y agradándole al mismo tiempo, y en un formato mucho más personalizado, es el quid de la cuestión. Ya Pedro Rodríguez en su libro Marketing Directo hacía alusión a una cita, que es realmente una premisa en cualquier estudio de mercado, pero que toma mucha más relevancia a la hora de aplicar el marketing directo:

“Seis amigos tengo en la vida, que me enseñaron lo que sé. Sus nombres son: qué, quién, cuándo, cómo, dónde y por qué”.

 

En España ya es una realidad que el marketing directo ha pasado de ser el hermano pequeño a convertirse en un referente para la familia. El fuerte ritmo de crecimiento de la inversión que se realiza en nuestro país en este medio publicitario así lo confirma. Ha pasado a convertirse en una de las principales alternativas a la hora de rentabilizar la inversión en publicidad. El hecho de conocer perfectamente a tu cliente y poder dirigirte a él o a un target con su mismo perfil, te incrementa notablemente las posibilidades de éxito en cualquier campaña. Y no solo eso, sino que además te permite conocer la respuesta de la publicidad con total exactitud, e incluso conocer el motivo del rechazo de la acción.

Y es que el Marketing Directo permite llegar con mucha más efectividad y de forma directa, y en muchas ocasiones más económico, a la persona que realmente deseamos: a la persona que realmente nos va a comprar nuestro servicio o producto. Y encima este cliente se sentirá más ligado a la empresa al saber que no le vamos a saturar con cualquier información, sino que solo le vamos a hacer llegar lo que desea y como lo desea.

Las ventajas que este tipo de marketing nos ofrece son muchísimas, pero por destacar algunas, les nombro las siguientes:

Crear una relación directa entre la empresa y el cliente. Tú mejor que nadie conoces a tu cliente.

Esto permite tener un perfil del cliente que hará posible acceder a otras bases de datos que cumplan con los mismos requisitos y por lo tanto incrementar tus ventas.

Utilizando el mensaje y medio adecuado, te permite que el cliente se pueda involucrar en otros canales de tu departamento de ventas a través de las redes sociales.

Control al 100 % de la respuesta recibida en la campaña lanzada.

Todo lo anterior te lleva irremediablemente a conseguir la fidelización de tu cliente.

 

En resumen. Cuando vayamos a decidir sobre la inversión que vamos a realizar en la siguiente campaña, no debemos olvidar que el Marketing Directo se nos presenta  como una herramienta  imprescindible para rentabilizar al máximo nuestra inversión. Porque los números son los números.

 

Severo Díaz Casanova

Director MSI Archipiélago